Prestación económica de asistencial personal (PEAP)

Ayuda económica destinada a contribuir a la cobertura de los gastos de la contratación de asistentas y asistentes personales que faciliten la autonomía de las personas con dependencia, para facilitar el acceso a la educación, al trabajo, integrarse y participar en la comunidad y adquirir una mayor autonomía en el ejercicio de las actividades básicas de la vida diaria.

Personas en situación de dependencia de tres y más años de edad: Grados I, II y III o de 25 a 100 puntos en el baremo de valoración de dependencia (BVD):

  • Que cuentan con un Programa Individual de Atención en el que se determine la idoneidad de la prestación económica.

  • Están empadronadas y tienen residencia efectiva en el Territorio Histórico de Álava en la fecha de presentación de la solicitud.

  • Con capacidad para determinar los servicios que requiere, ejercer su control e impartir personalmente instrucciones al o a la asistente personal acerca de cómo llevarlos a cabo (si no tiene esta capacidad, esta función recaerá en quien ejerza su representación legal).

  • Que están desarrollando actividades dentro del ámbito educativo y/o laboral y requerir apoyo para las mismas, o que requieren apoyo para desarrollar actividades de la vida diaria.

  • Destinar la prestación económica a la contratación de un o una asistente personal, o, en su caso, de varias asistentes personales.

  • Autorizar al IFBS para acceder al domicilio con el fin de comprobar que se mantienen las condiciones que determinaron la idoneidad de la prestación.

La persona que ejerza de asistente personal deberá:

  • Tener más de 18 años y residir legalmente en España o Francia.

  • No ser familiar de la persona perceptora y estar capacitada para prestar correctamente los servicios de asistencia personal.

  • Acreditar la afiliación, alta y cotización a la Seguridad Social.

  • Tener un contrato para la prestación del servicio, a través de una empresa o directamente con la persona perceptora o su representante.

  • Tener la cualificación profesional de "Atención Sociosanitaria a Personas en el Domicilio" o la habilitación excepcional o provisional para poder ejercer como asistente personal.

Prestación económica para cuidados en el entorno familiar (PECEF)

Ayuda económica destinada a contribuir a la cobertura de los gastos de la atención prestada a la persona con reconocimiento de valoración por una persona cuidadora de su entorno familiar.

Personas en situación de dependencia: Grados I, II y III o de 25 a 100 puntos en el baremo de valoración de dependencia (BVD) que:

  • Cuentan con un Programa Individual de Atención en el que se determine la idoneidad de la prestación.

  • Tienen empadronamiento y residencia efectiva en el Territorio Histórico de Álava en la fecha de presentación de la solicitud.

  • Los cuidados se prestarán en el domicilio habitual de la persona dependiente.

  • Ha sido nombrada la persona cuidadora sobre la que recaen principalmente las funciones de cuidado.

  • Y dispone de las condiciones de habitabilidad y convivencia adecuadas para ejercer los cuidados necesarios.

 

La persona cuidadora deberá:

  • Tener 18 o más años.

  • Residir legalmente en el Estado.

  • Relación de parentesco: matrimonio o vínculo análogo al conyugal –debidamente acreditado– y parentesco por consanguinidad, afinidad o adopción, hasta el tercer grado, así como por acogimiento familiar de la persona en situación de dependencia.

  • Esta empadronada y residir de forma efectiva en el mismo domicilio que la persona dependiente con un año de antelación a la fecha efectiva de entrega de la documentación complementaria.

  • Tener la capacidad física y psíquica suficiente para desarrollar adecuadamente por sí misma las funciones de cuidado y apoyo.

  • Disponer de tiempo suficiente para asumir la atención a la persona dependiente (no podrá prestar sus servicios a más de tres personas en situación de dependencia, salvo que todas las personas en situación de dependencia a las que atiende sean personas menores de edad y la persona cuidadora sea el padre o la madre).

  • Tener disponibilidad para prestar el cuidado y atención de forma adecuada y continuada durante un periodo mínimo de 1 año.

  • Estar disponible para formarse y seguir los consejos del servicio social referente.

  • Firmar el Compromiso de Atención a la Persona Dependiente.