Incentivos fiscales

Los incentivos fiscales son un estímulo en forma de bonificaciones en el pago de ciertas obligaciones tributarias que se conceden para promover la realización de determinadas actividades consideradas de interés por parte del sector público.

La Diputación Foral de Álava establece, cada año, las actividades prioritarias de mecenazgo, así como las entidades beneficiarias del mismo y los requisitos que deben cumplir las mismas.

En el Impuesto sobre Sociedades (IS)

Las cantidades destinadas a las actividades declaradas prioritarias tendrán la consideración de gasto deducible en la determinación de la base imponible del Impuesto sobre Sociedades.

Además, los sujetos pasivos del IS podrán deducir, de la cuota líquida resultante de minorar la íntegra en el importe de las deducciones por doble imposición y, en su caso, las bonificaciones, el 18 por 100 delas cantidades destinadas a las actividades o programas declarados prioritarios, incluso en virtud de contratos de patrocinio publicitario.

En el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF)

Dentro de este impuesto hay que distinguir dos tipos de contribuyentes

a) Contribuyentes que desarrollen actividades empresariales o profesionales en régimen de estimación directa:

- Las cantidades destinadas a las actividades o programas declarados prioritarios tendrán la consideración de partida deducible en la determinación de la base imponible del IRPF.

- Los sujetos pasivos de este Impuesto que desarrollen actividades empresariales o profesionales en régimen de estimación directa, podrán deducir de la cuota integral el 18 por 100 de las cantidades destinadas a las actividades declaradas prioritarias, incluyéndose las cantidades satisfechas en virtud de contratos de patrocinio publicitario.

b) Resto de contribuyentes por este Impuesto:

- Los sujetos pasivos del IRPF no incluidos en la letra anterior podrán deducir de la cuota íntegra el 30 por 100 de las cantidades destinadas a las actividades declaradas prioritarias. La base de deducciones por donativos no podrá exceder del 30 pro 100 de la base liquidable de este Impuesto.

En el Impuesto sobre la Renta de no Residentes (IRNR)

Las cantidades destinadas tendrán la consideración de partida deducible en la determinación de la base imponible del IRNR (cuando se opere mediante establecimiento permanente). Los contribuyentes, podrán deducir de la cuota íntegra el 18 por 100.