Arkaia

En la localidad de Arkaia, junto a Vitoria-Gasteiz, se encuentra el complejo termal de época romana mejor conservado de Álava. Las excavaciones, iniciadas por Ramón Loza en 1976, descubrieron un interesante complejo arquitectónico de los siglos I y II d.C. que responde a su esquema habitual: una edificación lineal en la que se suceden espacios de baño a diferente temperatura (zona fría, templada y caliente) junto a un patio o palestra para ejercicios y actividades al aire libre, completados por una serie de instalaciones para el servicio y funcionamiento del complejo (vestuarios, letrinas,hornos, canalizaciones,…).

Las termas se integraban en una población importante, SUESTATIUM, situada, como el resto de los principales núcleos romanos de Álava, junto a la calzada Iter 34 que comunicaba Astorga con Burdeos. Por tanto, entre sus usuarios, además de los habitantes del entorno, se encontrarían muchos viajeros que utilizarían los baños para relajarse tras las duras jornadas de camino.