El agua en Álava

Cuencas hidrográficas

Desde la óptica de la gestión del Ciclo Integral del Agua, las cuencas hidrológicas se dividen en:

  1. Cuencas intercomunitarias, que pertenecen a más de una Comunidad Autónoma. Es la regla general en lo que respecta a los grandes ríos españoles.

  2. Cuencas intracomunitarias, pertenecientes a una sola Comunidad Autónoma.

Cuencas hidrográficas
Cuencas hidrográficas

Aguas Superficiales

Geográficamente la red de drenaje hacia el Ebro está formada por una serie de ríos y regatas independientes, algunas de las cuales desembocan directamente en el Ebro, y otras son cabeceras de importantes afluentes de este río. Los ríos más importantes que confluyen directamente al Ebro son: Omecillo, Bayas, Zadorra, Inglares y ríos y regatas de la Rioja Alavesa. En el río Ega, que es afluente del Ebro, desembocan la propia cabecera del Ega y el río Berrón.

La zona nordeste del Territorio conforma la cabecera del río Arakil, que es un afluente del Arga, tributario a su vez del Ebro.

En la cuenca Norte encontramos pequeños ríos que desembocan en el mar Cantábrico. Dentro de esta cuenca Norte, Álava tiene zonas que pertenecen al río Kadagua, Nervión y Deba. Los ríos más importantes de esta cuenca son: Herrerías, Izalde, Izoria, Nervión, Altube y Aramaiona.

Cuencas hidrográficas
Cuencas hidrográficas
 
 

Aguas Subterráneas

Los recursos hídricos subterráneos en Álava se cifran en 325.000 millones de litros al año.

De los 429 núcleos de Álava, 198 son abastecidos total o parcialmente con aguas subterráneas extraídas de sondeos perforados para ello.

Existen más de 200 sondeos perforados de los que se pueden extraer más de 49.000 millones de litros al año.

Masas de agua Subterráneas:

Cuencas hidrográficas

 

Red de estaciones de aforo

La Diputación Foral de Álava, a través del Servicio de Calidad Ambiental, controla la Red de Estaciones de Aforo e Hidrometeorológicas de Álava, cuya función es obtener datos de diversos parámetros meteorológicos e hidrológicos.

El control sobre los ríos que discurren por el territorio es vital, no solamente considerando las crecidas o avenidas de los cauces, sino también los niveles de estiaje.

La red actual se compone de 12 estaciones de aforo y una estación hidrometeorológica.

  • Estaciones de aforo: informan de los caudales que circulan por los ríos.
  • Estaciones hidrometeorológicas: registran conjuntamente datos de caudales y lluvias,m ás otros parámetros meteorológicos como temperatura del aire, humedad relativa, dirección y velocidad de los vientos, etc.

Cuatro de estas estaciones  están integradas en el sistema hidro-meteorológico general del País Vasco que gestiona el Gobierno Vasco.

Ver estaciones de aforo