Historia

Historia

Desde comienzos del siglo VIII, las crónicas musulmanas y las de los primeros reyes asturianos usaron el topónimo “Álava”. Territorialmente, a partir de la “Álava nuclear”, hace aproximadamente mil años, se fue articulando una comarca que en su origen dejaba todavía fuera a Ayala, Valdegovía, la Rioja Alavesa o la MontañaA mediados del siglo XIII está documentada la existencia de la Cofradía de Arriaga, la primera institución alavesa, que en 1332 se autodisolvió y vinculó su territorio a la pujante corona castellana. Pero es en 1463, con la constitución de la Hermandad General de Álava, con su cuerpo de leyes (las Ordenanzas) y su organigrama de Juntas Generales y Diputación, cuando hay que fechar el nacimiento institucional del territorio.

Al final del Medievo, Álava ya estaba conformada casi como en el presente. Pero hacía falta que transcurrieran los siglos de la Edad Moderna para que la Provincia, en relación dinámica con la Corona, precisara su jurisdicción y funciones –primero de justicia, milicia, gobierno y hacienda. Más cerca en el tiempo, el nuevo modelo de administración autonómica vasca obligó a la Provincia, una vez más, a encontrar su espacio, competencias y personalidad social, política e institucional. En todo ese largo transcurrir, los pobladores, vecinos o ciudadanos del territorio desarrollaron su historia particular y colectiva.